¿QUÉ HACER SI TE HAN DESPEDIDO?

Despido

TE LO EXPLICO PASO A PASO

1º.- Buscar un abogado laboralista y asesorarte debidamente

Es muy importante estar bien asesorado desde el primer momento, dado que de ello va a depender en gran medida que las circunstancias nos sean más favorables a posteriori.

Asimismo, es muy importante tener esto en cuenta dado que solo tenemos 20 días hábiles (no cuentan ni sábados ni domingos ni festivos) para interponer la correspondiente papeleta de conciliación impugnando el despido.

Sin embargo, para reclamar las cantidades debidas, tendremos hasta 1 año de plazo.

2º.- Revisar la forma en la que te han hecho llegar el despido:

            La forma correcta para llevar a cabo el despido es mediante lo que se conoce como “carta de despido”. En caso contrario, si lo hacen de forma oral, por WhatsApp o por correo electrónico, el despido se calificaría como improcedente al no ser una forma válida para comunicar el cese de la relación laboral.

Esto será un factor clave a la hora de reclamar.

Asimismo, es importante firmar la carta de despido como «no conforme» y la fecha en la que lo firmas, para protegerte de primera mano, revisarla y poder reclamar a posteriori.

 Dudas que suelen surgir son, por ejemplo, si firmar la carta hace que estes conforme y aceptes el despido. Esto no es así, la carta tienes que firmarla para que se acredite la fecha de recepción del despido, y poner el “no conforme” te asegura posteriormente poder reclamar con mayor facilidad.

Otra duda que puede darse es si el hecho de no poner “no conforme” hace que automáticamente estes conforme y ya no pueda declararse como improcedente. Esto tampoco es así, puesto que el derecho laboral protege al trabajador de estos acontecimientos y determina que lo que califica el despido de procedente o improcedente es el cumplimiento de una serie de requisitos que marca el artículo 55.1 del Estatuto de los Trabajadores, que en ningún caso será que el trabajador haya firmado como “no conforme”.

3º.- Averigua la causa por la que te han despedido

            Uno de los aspectos más relevantes a la hora de reclamar por un posible despido improcedente o nulo, es saber por qué te han despedido, dado que de ello depende que el despido se califique de improcedente, objetivo (colectivo o individual), o disciplinario.  Posteriormente y en caso de interponer demanda, el despido puede ser declarado nulo, improcedente o bien procedente. Todo ello tiene relevancia por cuanto que difieren los días de indemnización y plazos de preaviso.

4º.- Revisa que te hayan dado de baja de la Seguridad Social

Para poder darte de alta en la prestación por desempleo, te han tenido que dar de baja previamente en la Seguridad Social y además, ello es importante de cara a  interponer la correspondiente papeleta de conciliación.

5º.- Revisa tu indemnización y finiquito

Aunque el abogado ya se encargará de eso, debes saber de primera mano que algunos despidos levan aparejadas una indemnización. Te damos un breve resumen de lo que te deberían indemnizar dependiendo del tipo de despido: 

  • Despido objetivo: En este caso serían 20 días de salario por año trabajado con un tope de 12 mensualidades.
  • Despido disciplinario: Si el despido ha sido calificado por el empleador como disciplinario (viene causado por la comisión de una o varias faltas graves o muy graves) este tipo de despido no lleva aparejada indemnización.
  • Despido improcedente: Si el despido es calificado como improcedente, y el empresario opta por la indemnización (puede optar por la misma o por la readmisión) recibirías la máxima indemnización y sería de 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 meses. Aunque, si tu antigüedad en la empresa es de antes del 12 de febrero de 2012, hasta esa fecha cobrarías 45 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.
  • Despido disciplinario: Si el despido es por una causa grave cometida por el trabajador, en este caso no cobrarías la indemnización.

 

6º.- Solicita la prestación por desempleo -el “paro”:

Solo tienes 15 días para hacerlo y este plazo empezará a contar a partir del día siguiente al despido.

7º.- Reúne toda la documentación:

  • La carta de despido o el método por el cuál te han notificado el despido. 
  • El recibo saldo y finiquito
  • Tus últimas nóminas
  • El informe de la vida laboral. Pídelo aquí.
  • La solicitud de prestación por desempleo. Pídelo aquí.

8ª.- Presenta la papeleta de conciliación ante el SMAC

Antes de demandar por vía judicial, siempre es obligatorio intentar llegar a un acuerdo con la empresa y presentar la papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de tu ciudad.

La empresa podrá tener la oportunidad de llegar a un acuerdo y así ahorrarse todo el proceso legal. Lo que digas en esta papeleta es lo que luego va a determinar que puedas demandar o no, y por eso es importante que un abogado laboralista te ayude a redactar este documento. 

Tras presentar la papeleta de conciliación, será obligatorio que asistas al acto con el acompañamiento de tu abogado.

9ª.- Demanda a tu empresa

Finalmente, si no estás de acuerdo con lo que se dice en la resolución tras el acto de conciliación, podrás seguir con el proceso y demandar por vía judicial. Para esto deberás:

  • Seguir el proceso con la ayuda de tu abogado laboralista. 
  • Reunir todas las pruebas y documentos necesarios. 
  • Tu abogado redactará la demanda explicando los hechos y las incongruencias en caso de que las haya. 
  • Y presentará la misma en el juzgado pertinente, a la espera de la celebración del juicio.

Cabe indicar que siempre hasta el momento antes de celebrarse el juicio se puede llegar a un acuerdo.

Si finalmente se celebra, el juez finalmente, oídas a ambas partes, dictará sentencia (puede tardar de 15 días a 2 meses) en la cual puede estimar las pretensiones del trabajador o desestimarlas y dar la razón a la empresa. Puede declarar el despido procedente (legal y justificado), nulo (con obligación del empresario de readmitirte y abonar los salarios de trámite, esto es desde el momento del despido hasta la reincorporación) o bien improcedente (el empresario optará por la readmisión o por abonar la indemnización máxima).

 

Si te han despedido y quieres que te asesore, ponte en contacto conmigo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Buenas, ¡encantada de atenderle!
¿En qué puedo ayudarle?